¡Hasta siempre Bandit! Murió el perro guia de Maximiliano Marc.

23/3/2019

Gracias por todo lo vivido, gracias por tu enorme y valiosa compañía, gracias por guiar mi camino todos estos años, gracias por hacerme disfrutar cada paseo, gracias por hacerme sentir tan libre, pero sobre todo gracias por permitirme caminar a tu lado!!!
Siempre estarás en mi…

Bandit tenía 15 meses cuando llegó a manos de Maxi.

 

Maximiliano Marc desde el año 2010 trabaja por los derechos de las personas discapacitadas. Da charlas sobre la temática discapacidad en el país y en Uruguay. Busca un cambio de mirada social. En el 2013 se consolidó como el creador de la ley de ”Perros guía Argentina”. Esta permite que toda persona ciega o con disminución visual pueda asistir a espacios públicos o privados acompañada de su mascota entrenada para ayudarlo.

Marc nació en Rosario, Santa Fe. Cuando tenía 30 años se quedó ciego producto de una miopía agravada. Por estos motivos, tuvo que cambiar de forma radical su manera de actuar en la vida. Aprender a vivir sin poder ver. ”No fue fácil, estuve negado al principio. Pensaba todos los días cuando me levantaba que iba a pasar un milagro, iba a volver a ver. Hasta que un día acepté mi diferencia y decidí vivir con ella”, afirmó conmovido el rosarino.

En el año 2011, vivió una situación de violencia. Un colectivero le negó subirse al transporte público con su perro guía, Bandit. Incluso amenazó con golpearlo. El acontecimiento fue virilizado en varios diarios santafesinos. Esto le dio hincapié a Marc para tomar una iniciativa revolucionaria que promovió la conciencia colectiva. Es así que se convirtió en pocos meses en el creador e impulsor del proyecto de ley “Perros guía Argentina’’.

Bandi, el perro que lucho a la par de su dueño, murió, Maxi Marc dejo este mensaje para su gran y fiel amigo.

Hoy el cielo tiene un nuevo guía… Mi querido Bandit corre, corre, corre y vuela muy alto, como vos solo sabes hacerlo… fuiste un gran perro y un magnífico compañero de caminos… estoy seguro q nos volveremos a encontrar del otro lado del arco iris… Fue un honor haber caminado a tu lado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *