Rescatan a 16 jóvenes que eran explotados en un campo de Quimilí

12/8/2018

Personal policial de Quimilí, Santiago del Estero, apresó el sábado a un arrendatario y a dos contratistas, acusados de obligar a 16 personas, entre ellas cuatro menores, a realizar tareas rurales durante un mes en un campo ubicado en el paraje El Simbolar, a 12 kilómetros de la ciudad cabecera del departamento Moreno, y de haberlos mantenido en condiciones inhumanas, sin agua ni comida, además de negarles el pago por el trabajo realizado.

De acuerdo con las fuentes, el hecho tomó estado público cuando un vecino de Weisburd se apersonó ayer alrededor de las 11 a la Comisaría 29 y puso en conocimiento que momentos antes había encontrado a dos jóvenes haciendo dedo sobre la ruta provincial 116.

Se trataban de dos jóvenes de 21 y 17 años, los cuales les habrían confiado que se habían “escapado” de un campo donde realizaban tareas de desmalezamiento, extracciones de raíces y espigas de maíz, y que deseaban denunciar al contratista conocido como “Toro” Medina, porque los obligó a trabajar y les negó el pago acordado bajo amenazas de muerte con una escopeta.

De inmediato, las autoridades policiales tomaron intervención en el hecho y la fiscal Celia Mussi ordenó que se constatara lo expuesto, por lo que se comisionó a personal uniformado al campo, cuya entrada distaba unos 10 kilómetros de la ciudad de Quimilí y desde allí recorrieron otros 10 kilómetros hasta encontrar el sitio señalado por los jóvenes trabajadores donde permanecían otros 14 en condiciones de extrema precariedad, ya que no tenían un lugar dónde dormir, ni agua, ni comida y sólo se cubrían con algunos plásticos.

Según informó la Policía, luego de las entrevistas realizadas a los trabajadores, todos oriundos de la localidad de Corzuela, Chaco, se corroboraron los dichos de los jóvenes que llegaron a la Comisaría y se pudo saber que Medina habría sido el encargado de distribuir las tareas que éstos debían realizar desde hacía un mes, aproximadamente.

Además revelaron que los amenazaba de muerte con una escopeta y habría obligado a los jóvenes a permanecer en el monte, sin refugio alguno y que cuando se le preguntó por el pago, éste contestó con evasivas e insultos.

Asimismo y tras la consulta a la fiscal interviniente, se procedió a la aprehensión de César Walter “Toro” Medina de 38 años y Zulma Beatriz Vázquez de 44 años, ambos con domiciliado en la provincia del Chaco, quienes desempeñaban las tareas de contratistas y fueron imputados por “reducción a servidumbre, privación ilegítima de la libertad y amenazas calificadas”, según informó la Policía.

También fue aprehendido el arrendatario del campo identificado como Juan Pablo Valvassori de 40 años, con residencia en el Bº Santa Ángela de Quimilí por los supuestos delitos contemplados en los artículos 140 y 141 de Código Penal que reprime la “reducción a servidumbre y privación ilegítima de la libertad”.

 

El Liberal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *