Ocurrió en Reconquista: le gritaron “nena” y sus compañeros lo apoyaron

9/5/2018

Ocurrió en Reconquista. Cuando los chicos entraron a jugar un partido y uno de ellos decidió hacerlo con una vincha, comenzó a recibir insultos de un grupo de padres y madres del equipo rival. “Línea Abierta” (FM 101.3) habló con la madre del menor agredido.

Un equipo de nenes de fútbol infantil salió a la cancha con carteles pidiendo a sus propios padres que los respeten cuando están jugando y no insulten a sus compañeros o rivales.

El detonante fue el fin de semana anterior cuando chicos de la Categoría 2007 del Club Atlético Adelante de Reconquista, Santa Fe, entraron a jugar un partido y uno de ellos, que tiene el cabello algo más largo y le molesta al correr, decidió hacerlo con una vincha.

En la cancha comenzó a recibir insultos de un grupo de padres y madres del equipo rival. Le gritaban “mariquita” y “nena”.

Es por eso que todos sus compañeros decidieron salir este fin de semana a la cancha con vinchas y carteles pidiendo “respeto”.

El programa “Línea Abierta” (FM 101.3) habló con la mamá del pequeño agredido, María Eugenia de la Rosa, quien explicó que “en el momento me molestó mucho, nos acercamos a la delegada del club nuestro para informar lo que había pasado. Durante la semana nos juntamos con un grupo de mamás y se propuesto que los chicos entren a la cancha la próxima fecha (el sábado pasado) con un cartel exigiendo respeto y también se propuso que usen una vincha como usa mi hijo para jugar todos los partidos y los compañeros de él estaban muy entusiasmados”.

“Este sábado todos los chicos ingresaron con una vincha a la cancha y con el cartel exigiendo respeto de los adultos”, sostuvo de la Rosa.

Sobre los padres que propinaron los agravios, de la Rosa señaló que el hecho “influye al nene que recibe el insulto e indirectamente a su propio hijo que ve cómo su papá se descoloca desde afuera de la cancha gritando barbaridades”.

“Mi hijo se encuentra bien, pero al finalizar el partido se sentía mal por los gritos, pero los compañeros y la familia lo contuvimos, demostrándole que un insulto por una vincha no determina su forma de ser y lo que él es”, finalizó la mamá.

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*