Misiones: Confirman 36 casos de lepra

30/1/2019

Se detectan nuevos casos de lepra en la Argentina, lo que parecía una enfermedad erradicada vuelve a alarmar a la sociedad. Desde el Ministerio de Salud de la provincia de Misiones advirtieron que durante 2018 se registraron unas 36 personas damnificadas.

Del total de infectados, solo 26 pacientes lograron el alta médica tras finalizar un tratamiento, informaron las autoridades sanitarias de esa provincia.

Es una enfermedad infecciosa crónica que se produce por la bacteria Mycobacterium leprae (o “bacilo de Hansen”) y puede alcanzar un período de incubación muy prolongado, de hasta 10 años, según la inmunidad de cada paciente. Además, preferentemente afecta la piel y los nervios periféricos, como así también ciertos órganos internos.

Cabe tener en cuenta que, no todas las personas son susceptibles a contraer esta infección crónica, ya que muchas veces el cuerpo desarrolla defensas contra la bacteria.

Esto significa que las personas más indefensas tienen mayores riesgos de contraerla por “contacto directo y prolongado” con enfermos no diagnosticados o que no están recibiendo tratamiento, alertaron desde la cartera sanitaria de Misiones.

El doctor Juan Rusiñol (MN 74521), miembro del Servicio de Dermatología del Hospital Alemán, explicó que el tratamiento es ambulatorio y consiste en la combinación de distintas drogas antibióticas antiinflamatorias por vía oral y por períodos de entre 6 y 12 meses, según el tipo de lepra que se presente. La enfermedad es curable si se cumple con el tratamiento en forma completa.

La clave es la consulta temprana ante un signo clínico para el diagnóstico precoz, el tratamiento adecuado del paciente y el control de su familia. La prevención consiste en diagnosticarla y tratarla precozmente y controlar a las personas que vivan en la misma casa. El paciente tratado puede desarrollar su vida en forma normal.

Pese a que en el país alcanzamos la meta de eliminación definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con una tasa inferior de 1 cada 10 mil habitantes, en los últimos años aún se presentan casos de esta enfermedad. Aquí, la infección se caracteriza por su moderada endemicidad y focalización en ciertas áreas geográficas como las provincias del NEANOA y centro del país, aunque se cree que están relacionados con las migraciones internas y ocasionalmente de países limítrofes como Bolivia y Paraguay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *