Margarita: Krumbein mostró la ampliación de sus instalaciones y el funcionamiento de las dos máquinas importadas de Italia.

Con un acto formal Livio Krumbein mostró la ampliación de sus instalaciones y el funcionamiento de las dos máquinas importadas de Italia.
La ceremonia contó con la presencia de su esposa y 4 hijos que conforman la Sociedad Anónima, el senador Osvaldo Sosa; la presidente comunal de La Gallareta, Mirta Cena; el presidente del Centro Comercial e Industrial de Vera, Alfredo Buffi; clientes y vecinos de Margarita y la zona.
Las primeras palabras de Livio Krumbein fueron de agradecimiento a los que “se acercaron a compartir este momento tan importante para la vida de la empresa”.
Hizo una reseña histórica desde el origen iniciado por su abuelo que, con 3 hermanos, llegaron a la Argentina en el año 1905 para radicarse en Margarita con el oficio de carpinteros.
La evolución de la empresa fue reflejada en un video institucional que mostró de manera elocuente los distintos desafíos que debieron afrontar; en 1986 se inició el proyecto familiar con la fabricación de muebles en madera terciada, luego utilizaron el algarrobo hasta que su escasez lo obligó a buscar una alternativa.
La invitación de Gustavo Perelló a visitar la Feria del Mueble en Milán (Italia), en 1996, marcaría un antes y un después en el proyecto familiar que se concretó en 2005 cuando se comenzó a utilizar la melanina y les permitió acuñar un nuevo slogan “más allá del costo lo más importante es la calidad”.
El proyecto cuenta hoy con un mismo directorio integrado por el grupo familiar para dos empresas: Krumbein SA y Krumbein Hogar.
Agradeció el trabajo y el estímulo del contador Eldo Márquez y el acompañamiento del senador Osvaldo Sosa, tras lo cual el párroco Giancarlo Maestrello procedió a la bendición de las nuevas instalaciones.
El representante de la empresa proveedora de la maquinaria, Marcelo Cataborello, agradeció a la familia Krumbein haberlos elegido para brindarles este tipo de tecnología y expresó su total coincidencia con el lema de la empresa que se reduce a tres palabras: “pasión, performance y tecnología”.
Finalmente, un operario puso en funcionamiento la máquina que con una programación digital realiza en minutos una tarea que al hombre le llevada varias horas y con una precisión que puedo apreciarse en la prolijidad conque escribió “gracias por venir” y que marcó el final del acto.

Fuente: Letyana Press

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*