La Carlota: en una ex Escuela rural la Iglesia abrió un centro de rehabilitación

13/08/2017 

Padre Néstor Vera: “Son jóvenes que resucitan”

La Casa del Buen Samaritano María Benita Arias, que se inauguró en la ciudad de La Carlota, albergará a ocho jóvenes. “Jóvenes que resucitan”, dijo el encargado de esta obra.

El Padre Néstor Vera, de la Diócesis de Reconquista, está al frente del Hogar Buen Samaritano que nació en Malabrigo (Santa Fe) hace 20 años, y que ya inauguró su casa número 11, esta vez en la ciudad de La Carlota. 

Sus palabras fueron de agradecimiento a todos quienes hicieron posible este nuevo hogar, ya que la obra es posible por la providencia, y acotó que son obras muy importantes que le devuelven la vida a muchos que estaban muy mal por la adicción a las drogas, “son jóvenes que resucitan”, añadió.

Explicó que la rehabilitación de un adicto es un proceso de cambio de vida, de conversión, y por eso se trabaja en la parte espiritual porque están convencidos de que Dios es quien hace la obra, es quien transforma los corazones, es quien sigue sanando, y el que sigue haciendo milagros todos los días.

Y hoy el milagro dijo que era la vida de estos jóvenes que realmente resucitan, porque llegan muy mal, “estaban muy flacos, tristes y hoy se ríen, tienen esperanzas y ese es un milagro de la resurrección que hace Dios de la providencia”.

Continuo diciendo que Dios nunca los ha abandonado porque siempre les provee de todo, y comentó que en los últimos días estaban muy preocupados porque no tenían lugar para albergar a los jóvenes que estaban en la última etapa, “y apareció este lugar, justo en la etapa donde le damos a los jóvenes los ejercicios personalizados, donde se da la sanación interior”.

Agradeció al Padre Ariel y al Padre Arturo, que serán los encargados de estar al frente de esta última etapa de los jóvenes, “de aquí ya ellos se van a reinsertar en la sociedad”.

Dijo que en estos momentos hay cerca de 40 jóvenes en lista de espera, pero que solo tienen lugar para 25, “porque es muy grande el problema, y tenemos que orar mucho”, concluyó el padre Néstor Vela.

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*