Fueron a agradecer por la salud de su bebé pero murieron el papá y el niño

18/08/2017

Diogo y Joana tuvieron un hijo prematuro que logró recuperarse, fueron a una misa al aire libre para dar las gracias, pero un roble de 200 años cayó y desató la tragedia. Hay 13 muertos.

Un roble de unos 200 años cayó en medio de una misa al aire libre, con lo que murieron 13 personas. Entre las víctimas fatales hay un hombre que fue a pedir por la salud de su bebé de 12 meses y el niño.

“Se da la circunstancia de que el bebé era prematuro, nació con tres meses de antelación después de una gestación con múltiples dificultades”, según consignó el diario español ABC sobre la tragedia en la isla de Medeira, Portugal.

“Los padres quisieron agradecer a Nuestra Señora del Monte que la criatura hubiese ido superando poco a poco los obstáculos y se encontrara en un aceptable estado de salud”, explicó la publicación. Fue así que Diogo Camacho y su hijo Gustavo murieron de forma inmediata al caerles encima el viejo árbol. Mientras que la esposa, Joana, lucha por su vida.

Entre las víctimas también hay dos extranjeras, una francesa de 42 años y una húngara de 31. Por otro lado, siete de los 49 heridos, incluidos dos niños, siguen hospitalizados.

Residentes dijeron que ya les habían dicho a las autoridades que el árbol era peligroso, pero desde el concejo municipal de Funchal, la capital de Madeira, dijeron que no habían recibido advertencias. Mientras tanto, la fiscalía pública ya inició una investigación.

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*