Dio a luz a su sobrina para que su cuñada fuera mamá

14/6/2019

Este martes nació en Rosario Nahia, una beba que fue gestada en el vientre de su tía política. La Justicia autorizó a Paula Tomé y a su esposo Fermín a realizar esta subrogación de vientre, luego de que la pareja intentara durante diez años ser padres. No podían tener hijos por una enfermedad de la mujer, que incluso le hizo sufrir dos abortos espontáneos.

Frente a esta situación, Laura García, esposa del hermano de Paula -con quien tiene dos hijos de 3 y 5 años- ofreció su vientre para que el matrimonio pudiera concretar el deseo de ser padres.

En diciembre de 2017 hicieron formalmente el pedido en la Justicia y el magistrado de Familia de San Lorenzo, Marcelo Escola avaló esta gestación. En el fallo indicó que aunque la gestación por subrogación no está aprobado, tampoco está prohibida y lo que aplica es el “principio de legalidad o libertad”.

En este marco, Karina Mazzeo, presidenta del Instituto de Derecho de Salud y Bioética del Colegio de Abogados de Rosario, explicó a Cadena 3 que “cuando se sancionó el Código Civil en 2015 la subrogación materna estaba expresamente prevista en un capítulo entero, pero lamentablemente por una cuestión política fue borrado y quedó un vacío legal”.

“La práctica se hace pero al no estar adecuadamente regulada siempre hay que pedir autorización judicial porque el juez tiene que estar atento a determinadas situaciones que no pueden darse de ninguna manera como que haya interés económico de por medio”, advirtió.

Según precisó: “Al carecer de normas en este momento el peligro que se da es que se tome a mujeres vulnerables como mujeres gestantes”. Además, detalló que la mujer gestante debe reunir determinados requisitos que ahora quedan a criterio del juez, en vez de estar fijados en una norma específica.

En cuanto al caso de Nahia y su tía Laura, Mazzeo consideró que se trató de “una subrogación solidaria” y un acto de “puro amor de la gestante para ofrecer su cuerpo y nueve meses de su vida para llevar al bebé”.

“Es una situación compleja desde lo jurídico y desde lo humano, lo sentimental y los vínculos”, opinó pero aseguró que este tipo de situaciones serán cada vez más comunes en el futuro.

“Con la sanción del matrimonio igualitario es ponerse un antifaz no querer ver la subrogación materna porque existe. Lo vemos a diario, son pocos los casos que llegan a tribunales y son casos de solidaridad de abuelas que gestan a sus hijos, a sus nietos, de tías que gestan a los hijos de sus hermanas, se da en muchos casos”, destacó.

“Acá hay una verdadera relación de amor entre todos los integrantes de la familia, porque la madre le explicó que le prestaba el vientre y le explicó que el bebé no era un hermanito de ellos sino su primo”, señaló respecto al nacimiento de Nahia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *