Para destacar: UNA GAUCHADA PARA EL GAUCHITO GIL

14/11/2017

Lito y Ningo son dos amigos que desde hace mucho tiempo comparten sus correrías que a esta altura de la vida pasan por disfrutar de la naturaleza en un día de pesca…aunque el anzuelo no enganche nada porque total la picada está asegurada y el bebestible nunca falta.

Pero esta última incursión fue diferente, algo los sorprendió camino al río la última vez y fue el mísero oratorio del Gauchito Gil que flameaba al viento dentro de un bidón truncado.


La idea nació tan rápido como el tiempo transcurrido para concretarla y fue así que este fin de semana la excursión tuvo, además del objetivo de siempre, la intención fue instalarle un santuario digno construido en pocos días.
Gracias a Lito y Ningo, hoy el gaucho venerado por tanta gente tiene una nueva presencia a orillas del San Javier.


Las fotos muestran cómo lo encontraron y como luce ahora. Valió el trago…!

 

letyana press

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*