“Cuando la fe es tan grande, hasta el viento de frente se vuelve más débil “

Los ciclistas Jorge Faurlin y Santiago Faurlin demostraron su Amor y fe hacia la Virgen de Itati. Sin apoyo, con solo la mochila partieron para el pago del chamame y las buenas empanadas, Corrientes, para cumplir alguna promesas o agradecer lo recibido durante el año.

Seguramente lo habrás visto a Jorge, en la rotonda o quizás en la ruta con amigos pedaleando. A los 9 años pudo tener su primera bici, la cuál le era de mucha ayuda, ya que debia recorrer 14 km diarios para ir a la escuela. Su primer viaje a la casa de la Virgen María fue hace 25 años, desde muy chico empezó su amor por la bicicleta y a los 15 años se pudo comprar una bici de carrera y salia a praticar escondido de sus padres.

A los 16 años participa de su primer carrera la cuál no le fue como el deseaba, pero vuelve a participar unos meses después y gana la competencia.

Luego su padre se enfermó y Jorge le prometió a la Virgen que si su padre mejoraba el se cortaba el pelo y asi lo hizo. El popular Oscar “Sapito” Gonzales fue el encargado de llevar su promesa a Itati y al entregarlo dijo: “Virgencita el próximo viaje lo traigo a Jorge”.

Y asi creció el amor y la fe, año tras años por la Virgen de Itati.

Jorge Faurlin, su lugar en el mundo parece ser el mundo, en movimiento y la Fe.sin-titulo-1qqqqqqqqqqqqq

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*