Cierran las Cataratas para buscar a un puma que quiso atacar a un turista

La constante presencia de un puma, en alguna ocasión en clara actitud de ataque, llevó a Parques Nacionales a cerrar por dos días el acceso a las Cataratas. La intención de los guardaparques y biólogos es capturar al animal y trasladarlo a una reserva.
 
La decisión fue adoptada el lunes luego de un minucioso análisis de la declaración de un turista misionero que se cruzó con el felino en un sendero y denunció que el animal estaba agazapado y con aparentes intenciones de atacar a uno de sus pequeños hijos.
 
Desde la empresa Iguazú Argentina, que tiene la concesión de los servicios en el área Cataratas, admitieron oficialmente que se detectó un “incremento en la agresividad del felino”. Por su parte, el intendente del Parque, Sergio Valdecantos, confirmó que se trata de un sólo puma el que merodea el Sendero Verde y otros lugares frecuentados por turistas. “Es un puma juvenil adulto, macho, que encontró su zona de confort en un lugar de uso público y a esta altura ya se convirtió en un animal-problema”, sostuvo Valdecantos.
 
El funcionario detalló que “una vez capturado, el puma será enviado a una reserva que depende del Ministerio de Ecología de Misiones, donde permanecerá en cautiverio”, ya que no siente temor ante la presencia de personas.
 
Las distintas cámaras-trampas instaladas en el Parque permitieron establecer que se trata de un único animal. “Nuestros especialistas lo determinaron porque tiene una forma muy particular de la cola”, aseguró Valdecantos.
 
Biólogos, especialistas y guardaparques -alrededor de 30 personas- iniciaron la búsqueda del puma a las 5.00 de hoy. El rastrillaje se mantendrá hasta las 20.00 y en caso de no ser hallado, seguirá mañana. “Vamos a trabajar con dos perros que se trajeron de Brasil y fueron entrenados para rastrear yaguaretés en la zona del Pantanal. La idea es que el puma suba a un árbol y nuestros veterinarios lo puedan sedar con dardos”, contó Valdecantos.
 
El intendente del Parque Nacional Iguazú detalló que “una vez que el anestésico empieza a hacer efecto, se coloca una red para amortiguar la caída del felino y después se lo coloca en una jaula para el traslado”.
 
Además, se instalaron varias trampas lazo y otras dos trampas jaula para tratar de atraparlo lo antes posible.
 
Desde Parques Nacionales analizaron también la posibilidad de capturar y liberar en la misma reserva al puma, pero no cuentan con un collar de monitoreo satelital para conocer los movimientos del felino.
 
Ante las versiones que circulan en las redes sociales sobre una posible matanza de cinco pumas en el Parque Nacional Iguazú, Valdecantos dijo que “no son cinco los pumas que buscamos, sino uno, y sólo será abatido en caso de que intente atacar a los integrantes del equipo que ahora está trabajando en la captura”.
 
La luz de alarma se encendió el domingo cuando el turista José Fuentes contó que el animal intentó atacar a su hijo cuando retornaban del paseo. “Yo quedé mirando al último de mis hijos que venía con mi esposa retrasado porque estaba cansado y ahí lo vi (al puma). Pensé que era de mentira porque estaba en una posición quieta, como de ataque. Después me di cuenta que era de verdad y me puse delante de mi hijo”, relató el hombre.
 
“El animal lo rodeaba y quería atacarlo, yo me puse enfrente y gritaba desesperado y creo que no me atacó porque soy de contextura grande”. Fuentes logró alejar a su familia del peligro y realizó la denuncia ante los guardaparques. Clarín.

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*