Caso Brenda :En pocos días se resolverá si seguirá detenido o quedará en libertad

Retamar fue llevado ante el fiscal Bosio, pero no habló

 

El único detenido por la violenta muerte de la joven mollense fue trasladado al edificio de Tribunales bajo una fuerte custodia policial

Diez días después de ocurrido el crimen de la joven Brenda Jael Arnoletto en Pozo del Molle, el único imputado en la causa, Emanuel Heraclio “Manuco” Retamar, compareció ayer ante el fiscal de Instrucción del Tercer Turno que investiga el caso, René Bosio, en los Tribunales de Villa María.

Esta vez, la segunda ocasión en la que se encontró con el funcionario judicial (en la primera lo hizo como testigo) el hombre sobre quien recaen todas las sospechas de haber perpetrado el femicidio se abstuvo de declarar.

Sólo respondió preguntas sobre su condición personal, a la vez que escuchó, como lo dicta la forma procedimental, la acusación.

La concurrencia se registró durante la mañana de ayer y Retamar contó con el asesoramiento de un profesional del Derecho, rol que asumió la titular de la Asesoría Letrada de Tribunales, Silvina Muñoz.

Así las cosas y concluido el trámite, Retamar fue trasladado nuevamente a la unidad penitenciaria de barrio Belgrano de Villa María, donde se encuentra detenido desde el día siguiente de haberse registrado el violento episodio que cobró la vida de la joven de 24 años.

Bosio explicó que el silencio del acusado es un derecho que tiene toda persona que está sospechada de haber cometido un delito y la actitud de negarse a hablar es legal.

De ahora en más, refirió Bosio, la investigación se encaminará hacia otras tareas, como lo es la recolección de nuevos testimonios o la ratificación de los dichos que pronunciaron algunas personas en la sede policial de Pozo del Molle.

El fiscal dio cuenta de que aún no le ha llegado el informe con los resultados de varias pericias, especialmente los análisis de ADN y los respectivos cotejos de los elementos de prueba.

Mientras esto ocurre, Bosio deberá decidir cuál será el estado y situación de Retamar, es decir, si continuará en prisión o recuperará la libertad. De cualquier manera, el fiscal enfatizó que la investigación tendrá continuidad.

Ayer, como se apuntó al comienzo, se cumplieron diez días del homicidio de Brenda Arnoletto, hecho que ocurrió durante la noche del último lunes de noviembre pasado, día feriado, cuando fue sorprendida mientras caminaba por un circuito callejero, tras lo cual fue abusada y estrangulada.

Fuente: http://www.eldiariocba.com.ar/

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*