Carne, lácteos y dulces: los planes de Coto, Tregar y Dulcor para exportar más

María José García y Rodrigo Gonnet, de la firma Tregar durante la entrega del premio Aliment.Ar Fuente: LA NACION – Crédito: Ignacio sánchez

Apertura de nuevos mercados y apoyo a la iniciativa privada. Dos temas que surgieron entre los empresarios ayer durante la entrega del Premio AlimentAr, una iniciativa de Exponenciar, que integran LA NACION y Clarín, junto con el Banco Galicia. En el evento se entregaron galardones a 15 empresas de alimentos y bebidas que exportan y se destacan por el agregado de valor.

LA NACION habló con los protagonistas de la noche, que se destacaron por su aumento en las exportaciones de sus productos. Cada cual a su modo con su negocio, las empresas están apuntando a crecer más, si bien no dejan de mencionar preocupaciones del momento.

Coto

La empresa está ligada a la carne y en la actualidad tiene tres frigoríficos propios y una planta avícola, lo que la convierte en una de las firmas exportadoras más importantes de pollos, carnes y cueros. Por ese motivo, ganó el premio en la categoría Industria Frigorífica. En el mismo rubro también se llevaron los galardones las firmas Marfrig Argentina y La Anónima.

«A la industria frigorífica la veo óptima», dijo a LA NACION Alfredo Coto, fundador de la firma que lleva su apellido. El empresario explicó que ve positivo el sistema de comercialización de la Argentina, y el avance hacia la exportación que genera divisas al país.

Tregar

La firma, fundada en la década del 40, ganó en la categoría Lácteos, donde también fueron laureadas las empresas Vacalín y Lactear.

En 2018 la empresa exportó un 164% más en relación a 2017 y llegó a 11 destinos de exportación. Si bien hubo un aumento en los niveles exportados, Rodrigo Gonnet, del Área de Comercio Exterior de la compañía, advirtió que las condiciones del rubro lácteo son muy complicadas y remarcó la necesidad de continuar trabajando en la apertura de mercados.

«Es un mercado muy restringido y regulado a nivel mundial, porque todos los países tratan de cuidar su economía en particular sobre los productos alimenticios», indicó. El empresario explicó que para el país es muy complicado competir en el mundo. En este sentido, solicitó que más allá del cambio del Gobierno se continúe trabajando para que la Argentina tenga acuerdos sanitarios con todo el mundo. «Es la primera barrera que uno encuentra cuando quiere comerciar», aseguró.

Gonnet también destacó la necesidad de constituir acuerdos comerciales. «Hoy en día tenemos mercados muy grandes de lácteos, como el de México y Corea, de los que estamos privados como país, porque la barrera impositiva para acceder a ellos es muy alta», sostuvo. El ejecutivo explicó que por la barrera arancelaria no se puede competir con países como Uruguay o Chile que entran con arancel cero, por ejemplo. «Es vital tener mercados abiertos para colocar los productos», completó.

La empresa exporta fundamentalmente tres tipos de productos: leche en polvo, quesos en barra y el suero en polvo.

El éxito de la compañía no fue solo en materia de exportaciones, ya que también se percibe en su penetración en los hogares locales. De acuerdo al relevamiento que realiza la consultora Kantar Worldpanel, la empresa se ubica sexta en esa lista y entre 2017 y 2018 tuvo un fuerte crecimiento, dado que pasó del 40,6 al 47,1 por ciento de penetración.

En la actualidad la firma emplea a más de 300 personas y procesa más de 250 millones de litros anuales para elaborar quesos, lácteos y otros subproductos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *