Con el alma partida por la muerte inesperada de su nenita, un padre busca sumar voluntades para que el Hospital tenga guardia pediátrica.

16/10/2019

Valentina Ramoa Queral tenía 3 años y medio y falleció el domingo 13 de octubre de 2019. El velatorio fue en la sala de calle Rivadavia 1071 y el sepelio fue este lunes en el cementerio de calle Patricio Diez, Reconquista.

Era hija de Mauro Ramoa, 41, comerciante; y de Analia Queral, estudiante de tercer año del Profesorado de Geografía.

Con el dolor tan intacto de un suceso reciente, su padre contó el desenlace en la tarde de ReconquistaHOY. Refirió al drama de conseguir quién atienda su nena un fin de semana y se dio cuenta que es inadmisible que en todo el Norte Santafesino no haya una guardia pediátrica de 24 horas. No existe en los 550 Km que hay entre las capitales de Santa Fe y Chaco; y parece que la reacción por este suceso demuestra que la sociedad no lo aceptará más, aunque la ministra de Salud Andrea Uboldi haya dicho que «no es prioridad» este servicio porque los médicos de guardia están preparados para atender las urgencias y luego derivar a los pediatras. Lo dijo en ReconquistaHOY donde desde hace 5 años insistimos con esta demanda, la que comenzó cuando otra madre nos planteó la inquietud: Mayra Rosetti.

Mauro y Analía no pueden afirmar que si Valentina era atendida a tiempo se hubiera salvado, pero vivieron la desesperación de no conseguir un pediatra que la atienda en la urgencia; y no quieren que otro padre viva un suceso así.

Tiene que haber un pediatra de turno y no hacer esperar a los chicos. Quiero juntar firmas, quiero canalizar este dolor. Necesitamos una guardia pediátrica. Quiero y espero que este dolor se transforme en algo bueno.

En tal sentido, los padres de Valentina confirmaron a ReconquistaHOY la concentración de este viernes frente al Hospital para pedir Guardia Pediátrica las 24 horas.

Valentina empezó el miércoles 09 de octubre de 2019 con un estado gripal y la llevaron a la pediatra, quien ya no trabajaba el sábado a la tarde cuando observaron que la fiebre subía y se complicó con dolores estomacales, por lo que acudieron a la guardia del hospital donde justo coincidieron con un desfile de heridos que trasladaban desde una cancha de carrera de caballos donde hubo violentos enfrentamientos, por lo que luego de esperar tres horas sin ser atendidos, fueron a una clínica privada donde le dieron un medicamento con el que le bajaron la fiebre. Ese sábado a la noche no pudo dormir más de 90 minutos que se levantó con dolor de panza y otra vez acudieron al hospital donde le diagnosticaron «neumonía grave« y su estado era cada vez más complicado; y si bien la atendieron como una reina, ya era tarde y en dos horas falleció.

«No puede ser así, no pueden dejar de darle prioridad a nuestros hijos por culpa de los que se pelearon, a ellos lo atendieron de urgencia, los hijos nuestros tuvieron que irse sin ser atendidos, no quiero que haya otras Valentina, quiero que alguien haga algo, que haya un pediatra de turno, se fue mi hija que era una nena sana».

En su testimonio Ramoa llegó a confesar que con su mujer se hubieran suicidado si no fuera porque tienen a su otro hijo de 7 años. «Estamos hecho mierda. Quería que mi hija me entierre a mí, esto no tiene nombre, cuando se muere un hijo no hay consuelo, es lo peor que te puede pasar, ni a mi peor enemigo le deseo esto que estoy pasando. Quiero que hagamos un petitorio para que esto cambie, me robaron la vida, no sé cómo seguir adelante».

No quiero que este dolor pase por nada, quiero una guardia pediátrica, capaz si la atendían a mi hija quizás no la estaría llorando, la tendría viva. A las 10:00 de la mañana la deje en el cementerio, ¿qué hicimos nosotros para que se vaya mi hija?. Todos los días ella me recibía, me abrazaba, eso hoy no tengo. 24 horas podrían haber sido la vida o la muerte, toda la vida vamos a cargar con la incógnita si esas 24 horas podrían haber salvado la vida de mi hija.

Los padres de Valentina confirmaron la concentración de este viernes 18 de octubre de 2019 a las 14:00 horas frente al Hospital de Reconquista para pedir Guardia Pediátrica las 24 horas. «Se fueron los amigos y familiares, quedamos solos en casa y vemos el chupete, los juguetes y estamos solos sin saber adonde ir… era la luz de nuestra vida. Quiero juntar firmas, quiero canalizar este dolor. Necesitamos una guardia pediátrica. Quiero y espero que este dolor se transforme en algo bueno», dijo Mauro Ramoa en ReconquistaHOY luego de la muerte de su niña de 3 años y medio, lo que sucedió este fin de semana.
valentina Ramoa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *