AccuWeather pronosticó un “invierno frío, tormentoso y lluvioso” para la Argentina

La reconocida compañía meteorológica mundial emitió su Pronóstico de Invierno 2017 para América del Sur, y se afianza la teoría que la campaña será muy complicada desde lo climático.

La reconocida compañía meteorológica mundial emitió su Pronóstico de Invierno 2017 para América del Sur y aclaró que “aunque los países ubicados en Sudamérica por encima de la línea del Ecuador no tienen cuatro estaciones, mencionamos algunos de ellos en este pronóstico de invierno ya que algunos eventos meteorológicos que se presentan en el sur pueden tener también algún efecto en ellos”.

“Argentina enfrentará más lluvia y nieve de montaña que el invierno pasado, y al igual que Chile, vivirán tormentas frecuentes”, indica el informe.

Y continúa: “Rondas de lluvia frecuentes se desarrollarán en Argentina durante este invierno a medida que sistemas de tormentas se mueven en todo el país sobre una base regular”.

Se esperan más tormentas en el centro de Argentina este año en comparación con el año pasado, con lluvias casi por encima de lo normal en ciudades como Buenos Aires”, dijo el meteorólogo de AccuWeather, Jason Nicholls.

Estos sistemas de tormenta también traerán abundantes nevadas a los Andes, lo que podría permitir que algunas estaciones de esquí se abran antes de lo normal.

La parte temprana y media del invierno será la más activa con lluvia y nieve de montaña antes de que las condiciones más secas y más cálidas se acumulen en la región.

Este período activo también podría traer tiros de aire frío, resultando en algunas heladas en el norte de Argentina, Paraguay, Uruguay y oriente de Bolivia.

“Estas corrientes frías tendrán una vida corta, y como resultado, muchas de estas áreas estarán más calientes de lo normal, pero tal vez un poco más frías que en Paraguay”, dijo Nicholls.

Preocupante sequía en Colombia y Venezuela

La sequía puede seguir atrapando partes de Venezuela, Colombia y Brasil durante el desarrollo de este invierno bajo la línea ecuatorial.

Mientras tanto, las cálidas aguas en el Océano Pacífico ayudarán a extender la lluvia a través de gran parte de los países occidentales de América del Sur.

La sequía ha asolado Colombia y Venezuela en los últimos años, y este invierno en el sur traerá poco alivio a estos países.

“Las preocupaciones por la sequía volverán a lo largo de la costa caribeña del continente, desde el norte de Colombia y Venezuela hasta la Guayana Francesa”, dijo Nicholls.

El noreste de Brasil también ha experimentado sequía en los últimos años, pero en esta zona pueden mejorar las condiciones durante este invierno, ya que la lluvia trae algo de alivio a la región.

Las aguas cálidas de la costa de Brasil pueden evitar que las condiciones de sequía vuelvan al noreste de Brasil, dijo Nicholls.

Sin embargo, no todo Brasil estará libre de sequía, ya que un patrón meteorológico más seco que el normal se establece más al sur, incluyendo São Paulo y Río de Janeiro.

Aunque el invierno no suele ser una época húmeda del año, las condiciones de sequía podrían desarrollarse en los estados brasileños de São Paulo a Minas Gerias, dijo Nicholls.

Invierno lluvioso desde Chile hasta Perú

Frecuentes tormentas traerán rondas de lluvia y nieve de montaña a Chile este invierno con las trayectorias de las tormentas cambiando a medida que avanza la temporada.

La combinación de aguas cálidas frente a la costa y un ¨El Niño¨ en desarrollo ayudarán a alimentar tormentas mientras se mueven hacia Chile. Algunos de los días más húmedos se concentrarán en Chile central, que incluye Santiago.

La lluvia traída por las tormentas será beneficiosa, ya que el verano pasado engendró algunos de los peores fuegos de la historia de Chile, quemando centenares de miles de acres.

Gran parte de la lluvia y la nieve de las montañas se pronostica caer durante la primera mitad del invierno antes de que las tormentas comiencen a tomar una trayectoria más al sur.

“El enfoque del tiempo húmedo puede cambiar al sur de Santiago a finales de la temporada con la posibilidad de condiciones más secas de lo normal durante un tiempo más tarde en julio o agosto”, dijo Nicholls.

Las condiciones más lluviosas se pronostican más al norte con las lluvias que frecuentan los tramos occidentales del continente.

“Las cálidas aguas sobre el Océano Pacífico llevarán a condiciones más húmedas de lo normal desde Ecuador y Perú hacia Bolivia”, dijo Nicholls.

Esto podría llevar a un mayor riesgo de inundaciones en toda la región, especialmente en Perú, donde las inundaciones históricas causaron estragos durante el otoño.

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*